Como elegir un coche de segunda mano

Es posiblemente el mejor momento para comprarte un coche, ¿Por qué? Porque seguro que quieres un coche de segunda mano para ahorrarte a partir de Septiembre el impuesto de matriculación al que hace referencia el protocolo WLPT.

Es de suma importancia, asegurarte en evitar cualquier problema que pudiera aparecer al poco tiempo de comprarlo.

No olvides, revisar el coche antes de comprarlo:

Esto es algo realmente habitual y deviene en fundamental por diversos motivos como pueden ser la falta de confianza hacia el comprador o hacia el vehículo en cuestión.

No olvides, mirar bien los frenos:

Es impresionable asegurar tu seguridad, esta es una de las partes más importantes del coche junto con el motor de arranque. Hay que estar alerta y asegurarse en todo momento de revisar el panel de control ya que este indica cualquier problema que pudiera existir con el ABS o ESP. Por lo tanto, no dudes en probar el propio vehículo para ver si frena correctamente.

No olvides, revisar el motor:

Sin el motor, el coche no es nada, este es el alma del coche por lo que debes prestarle más cuidado y atención que a todo lo demás. Además, suele ser la parte del coche más cara a la hora de una reparación o sustitución con lo cual comprueba el estado del mismo y cerciórate de que el coche arranca correctamente de forma que puedas realizar en todo momento cualquier maniobra sin que se aprecie ningún problema.

coche segunda mano

No olvides, que el vendedor debe ser de confianza:

Cuando realizamos el contrato de compraventa ambas partes aseguran estar libre de cargas. El principal problema que tiene un coche usado es que el “problema” no es aparente y te das cuenta una vez que hayas adquirido el mismo.

Por lo tanto, aquí es cuando debes estar tranquilo porque la ley ampara estas situaciones y protege al comprador por la mala fe del vendedor. Por supuesto, siempre y cuando estos supuestos se hayan dado de forma previa a comprar el coche.

Además, hay dos tipos de garantías según los artículos 1461 y 1484 del Código Civil en función de si el coche se adquiere a un particular o a un profesional.

No olvides, los neumáticos:

Son el soporte del vehículo, uno de los puntos negros a la hora de comprar un coche de segunda mano, puesto que algunos están muy usados, incluso pueden llegar a estar muy desgastados o tener problemas de suspensión o pequeñas grietas. Por tanto, no olvides revisarlos de forma exhaustiva antes de comprar un coche.

No olvides, la iluminación:

Es preciso que los elementos de iluminación funcionen de forma correcta. Las luces de posición, las largas, antiniebla e intermitentes todos son fundamentales para la conducción.  Además, su mal funcionamiento puede deberse a la bombilla o que uno de los fusibles esté fundido. Cualquier fallo puede tener como consecuencia la imposición de una multa por peligro para nuestra seguridad y la de los demás así que hay que tener especial cuidado con estos elementos.

No olvides, lo más importante:

Pedir tu informe de vehículo antes de comprarlo y la seguridad de ti y los tuyos.

En este enlace puedes saber cuanto costará la transferencia de coche.

Leave a Reply